domingo, 1 de agosto de 2010

Seguimos en el oeste de Irlanda. Cliffs of Moher. 15





Bueno, nada más hace falta mirar las fotografías para imaginarse la grandiosidad de lo que estamos mirando. Enormes acantilados( cliffs) que reciben continuamente los vientos del Atlántico. El tiempo es cambiante, sale el sol, se nubla, llueve, hace viento... Es necesario, por si acaso, llevar ropa de abrigo, incluso en pleno mes de agosto. Yo iba bien forrado con un anorak de montaña, pañuelo al cuello y boina de fieltro y os aseguro que no me sobraba nada, ni el café con leche muy caliente que me tomé en la cafetería de la entrada( hay que pasaar por taquilla, pero es barato y merece la pena).
http://es.wikipedia.org/wiki/Acantilados_de_Moher
Abrigaos bien y no os acerquéis demasiado al borde, es de vértigo.

4 comentarios:

Mercè dijo...

¡Que paisajes más bonitos!

De todas las fotos que has colgado, este sitio en concreto es de los que más me hubiera gustado estar ahí.

Esos acantilados son preciosos.

saludos;
Mercè

nómada dijo...

Hola, Mercè. La verdad que hay paisajes impresionantes, flores hermosas, rincones para perderse por ellos, pero, es cierto, los acantilados irlandeses tienen una potencia que atrae. A mí me dejaron boquiabierto.
Saludos.

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...traigo
sangre
de
la
tarde
herida
en
la
mano
y
una
vela
de
mi
corazón
para
invitarte
y
darte
este
alma
que
viene
para
compartir
contigo
tu
bello
blog
con
un
ramillete
de
oro
y
claveles
dentro...


desde mis
HORAS ROTAS
Y AULA DE PAZ


TE SIGO TU BLOG




CON saludos de la luna al
reflejarse en el mar de la
poesía...


AFECTUOSAMENTE
BLOGNOMADA

ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE CACHORRO, FANTASMA DE LA OPERA, BLADE RUUNER Y CHOCOLATE.

José
Ramón...

nómada dijo...

Hola, Jose Ramón. Hermosas palabras que animan a seguir con el blog. Muy emotivo.
Un abrazo.