jueves, 18 de noviembre de 2010

Málaga octubre 2010. Músicos y pescaíto frito.





Aunque no van ligados la música con la comida, son, sin embargo, excelentes compañeras. Mientras comia en la terraza del restaurante Tormes, junto al museo Picasso, recomendable sin lugar a dudas, una pareja comenzó a dar toques de flamenco y cuando marcharon éstos se instaló un guitarrsiat fantástico. Toques de Paco de Lucía, pero también de guitarra clásica.
Mientras tanto el pescaíto frito salía de los fogones del Tormes. Calamarcitos y boquerones victorianos y ¡ que viva Málaga!

2 comentarios:

Tracy dijo...

¡¡¡Qué viva, qué viva siempre!!!

nómada dijo...

¡ Y que viva! ¿ conocías el Tormes?
Saludos.